PRI y PRD frenan propuesta de exhortar a la UAGro a no cobrar cuotas

Legisladores del PRI y PRD frenaron un exhorto propuesto por Morena, con el que se pretendía llamar a la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) a no cobrar a los estudiantes cuotas de inscripción y reinscripción en sus diferentes planteles.

La iniciativa fue presentada la tarde de este miercoles, durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso local, por la diputada de Morena, Erika Valencia Cardona, quien en su exposición de motivos expresó que uno de los ejes que rige a la máxima casa de estudios, es el apoyo a estudiantes de escasos recursos.

“Tiene como fin el dar la oportunidad de cursar la educación medio superior y superior a los hijos de los obreros, de personas de escasos recursos económicos y de todo el pueblo en general, sin embargo, en los últimos años, el costo de las inscripciones o reinscripciones en la Universidad Autónoma de Guerrero, ha ido en aumento”.

Refirió que el cobro de cuotas obliga a los jóvenes y a sus familias a “sacrificar otras necesidades apremiantes” para hacer el pago correspondiente  inscripciones o reinscripciones.

Afirmó que en el peor de los casos no logran ahorrar lo necesario, truncando así la posibilidad de los jóvenes guerrerenses de seguir estudiando.

Valencia Cardona refirió que en la UAGro hay 24 mil 566 aspirantes que probaron el examen del Centro Nacional de Evaluación Superior (CENEVAL), para quienes hay 16 mil 950 espacios disponibles en el nivel bachillerato, nivel en el que, afirmó,  las cuotas por inscripción pueden llegar hasta los mil 350 pesos, mientras que a nivel superior muchas veces superan los dos mil pesos.

Ante esta situación propuso un acuerdo para exhortar tanto al Consejo Universitario de la UAGro, como al rector, Javier Saldaña Almazán, a que giren instrucciones a directivos de sus planteles, tanto del nivel medio superior como del superior, a respetar la gratuidad de la educación y no cobrar cuotas ni condicionar la inscripción o reinscripción de los estudiantes por ese motivo.

La diputada de Morena solicitó que su propuesta fuera resuelta como un asunto de urgente y obvia resolución, sin embargo los diputados del PRI y PRD votaron en contra, por lo que, al no obtener la votación mínima requerida (las dos terceras partes de los legisladores presentes en la sesión), fue turnada a comisiones para su análisis y posterior dictaminación.