“No les funcionó su pronóstico a los expertos; la economía mexicana creció”: presidente AMLO

La economía mexicana está respondiendo. En comparación con el primer semestre del año pasado, tenemos un crecimiento de 0.3 con relación al crecimiento del segundo trimestre del año pasado y al segundo trimestre de 2019, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Contrario a lo que pronosticaban algunos de que se iba a caer la economía y que íbamos a entrar en recesión, afortunadamente la economía creció, de acuerdo a los datos del Inegi. No les funcionó su pronóstico a los expertos”, expresó.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), reportó que en el segundo trimestre de 2019, el Producto Interno Bruto (PIB) aumentó 0.1% y en comparación con el segundo trimestre del año pasado, la variación del crecimiento fue de 0.3%.

“Estos son los datos ya del Inegi en comparación con el primer semestre del año pasado, tenemos un crecimiento de 0.3, no solo con relación al crecimiento del segundo trimestre del año pasado, con el segundo trimestre de este año. Esto despeja el miedo, la intención de crear desconfianza. Nosotros no tenemos dudas, pero su insistencia en la recesión, lleva a crear incertidumbre. Sabemos que va bien el país” subrayó.

Agregó que “no quiere decir que todo esté resuelto, hay situaciones que estamos enfrentando pero desde luego vamos muy bien en la parte económica y en lo que tiene que ver con el bienestar”.

En conferencia de prensa matutina indicó que los resultados demuestran que con austeridad, gastando bien, se puede crecer.

Recordó que el gasto está orientado a los que más lo necesitan ya que “lo que queremos es una modernidad forjada desde abajo y para todos”.

“Nuestro modelo es que el crecimiento se convierta en desarrollo en un país donde necesitamos crear empleos; tenemos que procurar que la inversión vaya bien dirigida y le dé trabajo a la gente. Hay que buscar los equilibrios y no abandonar la economía popular. Eso no quiere decir que dejaremos de promover la inversión extranjera para que se sigan creando empleos en la industria”, enfatizó.

El presidente enumeró las tres prioridades de su gobierno: rescatar el sector energético y convertir a Pemex en palanca del desarrollo nacional; instaurar el estado de bienestar con pensiones, becas para estudiantes, impulso al campo, mejora de la educación y la salud; y fortalecimiento de la seguridad pública con 85 mil elementos de la Guardia Nacional para este año con el objetivo de bajar la incidencia delictiva.

Afirmó que todo ello se tiene que financiar sin aumentar impuestos, los precios de los combustibles o la deuda pública.

“Antes la recomendación era que el pueblo tenía que apretarse el cinturón. Eso ya cambió. Ahora el que se tiene que apretar el cinturón es el gobierno. Nada de derroche, nada de lujos; austeridad republicana”, puntualizó.

Adelantó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, el gobierno federal mantendrá los compromisos de no generar incrementos. Será el 8 de septiembre cuando se presente; “no hay por qué tener preocupación”.

Destacó que, en lo que va del año, el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar; no hay depreciación, la inflación está a la baja, aumentó el consumo popular y el promedio del salario de los asegurados en el IMSS es de los más altos en los últimos tiempos.

Asimismo, sostuvo que los programas sociales que se impulsan desde las secretarías de Bienestar y del Trabajo, generan empleos. En ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’ ya suman 900 mil aprendices y en ‘Sembrando Vida’, más de 200 mil trabajadores del campo.

Sobre las proyecciones y el estado de la economía mexicana en el contexto internacional, informará este día el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez.

“También tiene que tomarse en cuenta para tener buenas referencias”, agregó el mandatario.

Aseveró que en el periodo neoliberal solo se apostó a inversiones de capital con poca generación de mano de obra.

Recordó que en Oaxaca, por ejemplo, la construcción de los caminos rurales propicia empleos al utilizar revolvedoras y promover la participación de mujeres y hombres en vez de grandes maquinarias.

Otra muestra es que a través del programa ‘Sembrando Vida’ se cultivan 500 mil hectáreas con el trabajo de 200 mil campesinos, lo que implica una inversión menor a la de una planta automatizada.

“En el Financial Times se burlaron porque di a conocer cómo funcionaba un trapiche en la Huasteca y que de eso vivía un campesino. Esa economía, aunque se burlen, es muy importante. Lo pequeño es hermoso, nada más que en la concepción tecnócrata, neoliberal, eso no importa”, comentó.