Advierten crisis alimentaria en La Montaña por falta de fertilizante

El director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, advirtió que si en dos semanas los campesinos de esa región no reciben el fertilizante del gobierno federal, este año habrá una mayor crisis en la producción de granos básicos para la alimentación, lo que provocará una mayor migración en las comunidades indígenas de Guerrero.

En breves declaraciones este viernes al acudir al Parlamento para la construcción de criterios en la reforma a los derechos de los pueblos indígenas, convocado por el Congreso local y Tlachinollan, Barrera Hernández calificó como un problema grave que la federación haya dejado que una sola Secretaría manejara el padrón, la certificación y la distribución del abono, decisión que causó incertidumbre en los campesinos.

“Si de por sí la gente es vulnerable, con el retraso de la entrega de fertilizante, la gente prefiere salir de sus pueblos, le apuesta más al ingreso económico como jornalero que como productor en sus comunidades, y esto va aumentar si en dos semanas no les entregan el fertilizante porque muchos ya sembraron”, señaló.

Del movimiento de los habitantes de Zapotitlán y Atlixtac, Abel Barrera advirtió que existe el riesgo de que pobladores de otros municipios de La Montaña también se organicen y tomen carreteras. Detalló que en el caso de Zapotitlán, los pobladores están molestos porque de mil 500 beneficiarios que recibían el apoyo, este año sólo a 500 les han entregado sus vales de cambio.