La Montaña de #Guerrero es afectada por la 📉baja de las remesas de 🇺🇸Estados Unidos

En #Tlapa y en los otros 18 municipios que comprenden la región de la Montaña en Guerrero, la baja de remesas está provocando otro fenómeno: la migración interna de campesinos en el país.

El pasado 21 de mayo, Victoria Aguilar recibió la noticia de que su esposo, Agustín Neri, murió por COVID-19 en un hospital de Washington D.C. Es uno de los 36 casos documentados de originarios de la montaña de Guerrero. Desde hace dos años, Agustín sostenía a su familia, asentada en la comunidad de Cuautololo, con las remesas que enviaba.

"Él mantenía a su familia aquí la comida, al igual mi tía siembra, pero también necesitan otras cosas de alimento, el aceite, el arroz”, dijo Josefa Neri, familiar de migrante mexicano muerto en Estados Unidos.

La familia ahora busca repatriar las cenizas de Agustín. Se informa de lo que sucede en Washington a través de Miguel Neri, uno de los sobrinos que vive allá.

"Para la cremación de tío me van a cobrar 2 mil dólares pero para el envío todavía no me han dicho el precio”, dijo Miguel.

Antes de la pandemia, Miguel trabajaba en un restaurante en Washington.

"En abril nos avisaron que se iba a cerrar el restaurante. Yo ahorita no estoy mandando dinero para allá. Sólo envío de vez en cuando”, refirió.

"Ahora con la pandemia el problema se complicó porque la gente empezó a tener de que sus hijos, sus hermanos, sus esposos estaban confinados pero al mismo tiempo empezaban a contagiarse. Ahora en mayo y junio ha sido como la debacle de la economía familiar”, refirió Abel Barrera, del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan, Guerrero.

En Cuautololo, una comunidad del municipio de Copanatoyac, habitan cerca de 500 personas. Julián Neri es el comisario municipal de este lugar y su hermana Rosa vive desde hace 10 años en Nueva York. Hasta marzo pasado enviaba dinero cada mes para construir su casa. Pero ahora está desempleada.

"No ha trabajado en dos meses desde que empezó la enfermedad. Dice que les dijeron que nada más 40 días les iban a parar el trabajo. Había un apoyo de mi hermana ahora lo veo muy difícil y aquí no hay trabajo”, insistió Julián.

Vía: Noticieros Televisa