Virgen de Guadalupe resulta sin daños en incendio de Notre-Dame

El altar de la Virgen de Guadalupe de la catedral de Notre Dame resultó sin daños tras el incendio del lunes pasado, según informó el Padre José de Jesús Aguilar Valdez, subdirector de Radio y Televisión del Arzobispado de México.

“Se hace la presencia de México con la imagen de la Virgen de Guadalupe. Una imagen bellísima en una de las capillas más visitadas de Notre Dame. Una capilla del lado izquierdo que afortunadamente se ha salvado, porque el fuego dañó particularmente toda la techumbre y el calor del fuego pues lamentablemente daña los vitrales. La gran altura de las Catedrales góticas impide que el fuego llegue fácilmente a las partes bajas, que es donde se encuentran las pinturas, las esculturas”, detalló.

El incendio comenzó a las 18:05 horas del lunes y durante el mismo se vio afectada la estructura, la aguja central y los rosetones del histórico inmueble.

“La gran altura de las catedrales góticas impide que el fuego llegue fácilmente a las partes bajas, que es donde se encuentran las pinturas y esculturas”, agregó Aguilar Valdez.

    Historia

Los trámites para la coronación de Santa María de Guadalupe "Vírgen de Guadalupe" en la Catedral de París comenzaron en 1938, a solicitud del entonces Arzobispo de México, Mons. Luis María Martínez, y su par de Guadalajara, Mons. José Garibi.

El Papa Pío XII, según recuerda el semanario Desde la Fe de la Arquidiócesis de México, dio su beneplácito.

Sin embargo, la II Guerra Mundial, que estalló en 1939 y culminó recién en 1945, obstaculizó el proyecto.

Acabada la guerra, el 26 de abril de 1949 se realizó la coronación de Santa María de Guadalupe en la Catedral de Notre Dame.

La imagen fue encomendada a la Fábrica de Mosaicos del Vaticano, con las mismas medidas de la tilma original y recibió la bendición de Pío XII en Roma.

La corona, en oro de 18 kilates, fue mandada hacer en Roma con adornos de perlas y esmeraldas.

Finalmente, el 25 de septiembre de 2013 se entronizó una imagen de San Juan Diego Cuauhtlatoatzin, vidente de la Virgen de Guadalupe, para acompañar a la imagen de Santa María en la catedral parisina.